SERIE: MIL PALABRAS DE NATURALEZA - 1

Manada de ciervo ibérico (Cervus elaphus subsp bolivari) pastando en praderas agostadas durante la época estival, previo al comienzo de la berrea.

Páramos del río Mesa (Guadalajara)                                          ....esta imágen costó tres días de observación


En la península Ibérica se citan dos subespecies de ciervos: Cervus elaphus hispánicus, que se circunscribe al área bética peninsular, sobre las dehesas de los cursos medio y bajo del Guadalquivir; y Cervus elaphus bolivari, que se distribuye por el resto del territorio peninsular. Aun hoy, los expertos tienen dudas sobre si realmente se puede hablar de dos subespecies o por el contrario es una sola, sin diferenciación genética, pero si fenotípica.

Los individuos de ambas subespecies o razas, en su genotipo puro, presentan la característica de carecer de crines colgantes en el cuello, diferendiándose así de sus congéneres europeos que si las presentan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada